Definir y explicar las protestas que hoy ocurren en Brasil no es tan fácil como se creería, resumirlo en la gente protesta contra la Copa es ignorar muchas otras cosas como que ellos protestan por varios problemas como los del transporte, la salud y la educación, o cómo que también Brasil es y será sede de cuatro grandes eventos, no sólo de la Copa Confederaciones.
Las protestas comenzaron hace poco más de dos semanas, por declaraciones de los alcaldes de Sao Paulo Río de Janeiro sobre el aumento en 10 céntimos de Real (aproximadamente 0.60 Pesos / 0.05 Dólares) la tarifa del transporte público. Ésto provocó que la clase pobre y media-baja, asidua a usar estos medios de manera habitual se levantara contra ésta reforma, y así iniciaron las protestas.
Iniciaron de manera pacífica en plazas principales de la metrópolis carioca y de la metrópolis paulista. Gente común gritando consignas contra sus gobernantes locales, pero al sentirse ignorados por sus políticos acudieron a las redes sociales en busca de apoyo, y lo consiguieron. Miles de personas se unieron a su protesta desde sus lugares de origen y así comenzaron las protestas en otras grandes metrópolis como SalvadorFortalezaBelo Horizonte y, por supuesto, la capital Brasilia.
Además de unirse, estos nuevos manifestantes incluyeron más razones, claramente válidas, a la protesta como la calidad educativa y de sanidad, así como denunciar la corrupción que impera en los grandes partidos políticos brasileños. Así las protestas crecieron y siguieron pacíficas aunque en algunas ciudades grupos de anarquistas se mezclaron entre la multitud y comenzaron a causar destrozos diversos. Como los grandes saqueos ocurridos en Sao Paulo y Rio de Janeiro. La policía, al no poder diferenciar claramente a los anarquistas de los pacifistas tuvo que dispersar las manifestaciones.
Y, tristemente, se cometieron muchas irregularidades contra los manifestantes. Se les roció gas lacrimógeno, fueron atacados por la policía con balas de goma y hubo arrestos multitudinarios. Pero la Copa Confederaciones se acercaba, y los manifestantes vieron en ésta la oportunidad para dar a conocer los problemas de su país, su intención (del ala pacifista de las protestas) no era boicotearla sino aprovechar que por ésta los ojos del mundo iban a estar en Brasil y así el mundo podría conocer la actual situación del país.
el Sábado 15 comenzó la copa, en el Estadio Mané Garrincha de Brasilia (la capital de Brasil). El partido era Brasil contra Japón, todo estaba listo para mostrar Brasil al mundo, un país que, a pesar de los problemas que aún tiene, logró reducir en un 20% la pobreza en 10 años y que es la mayor economía de Latinoamérica. La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, acompañada del presidente de laFIFA, se disponía a inaugurar el campeonato, pero por casi un minuto no pudo.
Las protestas se habían infiltrado en el estadio, y al unísono el estadio comenzó a abuchear a la presidenta, éstos eran ensordecedores, incluso periodistas deportivos no podían ni hablar, por el audio y a través de diversos canales alrededor del mundo, se oían los abucheos. Más de 200 países eran testigos del descontento de los brasileños con su gobierno. Después de un minuto, la presidenta sólo dijo “Declaro inaugurada la Copa Confederaciones Brasil 2013”, no dijo más. El resto del discurso lo omitió y no pasó más. Los abucheos fueron constantes en diversos momentos del partido, a pesar de que Brasil ganó 3-0.
Y las protestas arreciaron, la FIFA y la Policía Nacional concordaron poner un cerco de casi 2 km alrededor de los estadios. Y el ejército desplazó batallones en las seis sedes de la Copa. Esto, en lugar de calmar las protestas, las provocó más, sin querer el gobierno hecho más fuego a la hoguera, y a raíz de esto varios sectores de los manifestantes comenzaron a protestar contra la copa. Las protestas se hicieron más duras, se tomó incluso el palacio de Justicia de Vitória, capital del Estado de Espíritu Santo. Las ciudades protestando ya subían a más de cuarenta, y en todos los estados de la Federación.
El acto más impresionante fue el día de ayer, cuando miles de manifestantes tomaron por asalto el Palácio do Itamaraty que es el edificio de Relaciones Exteriores en Brasilia, y es lugar de trabajo de gran parte del gobierno federal de Brasil y el congreso de esa nación, la toma duró una hora y luego los militares tuvieron que hacer retroceder a los manifestantes.
En las manifestaciones han muerto hasta el momento 2 personasun joven de 18 años en Río de Janeiro que fue atropellado por un hombre que quería atravesar una calle que estaba cerrada por las manifestaciones y al desesperarse arrojó el carro contra los manifestantes y una mujer de más de 50 años, trabajadora de limpieza pública, que murió por inhalar gas lacrimógeno en Belén. A su vez ha habido cientos de heridos.
La presidenta Dilma habló esta noche a la nación y ha dicho que está escuchando a los manifestantes y se reunirá con sus principales dirigentes así como con diversos líderes sindicales. Así como prometió que invertirá el 100% de las ganancias del petróleo en educación y salud exclusivamente. Dijo que no se han recortado ni utilizado recursos de Salud y Educación para financiar evento alguno. Ya que estos fueron financiados con unos fideicomisos especiales creados hace años, así como financiados en parte por empresas privadas y organizaciones extranjeras.
Brasil es sede de la Copa Confederaciones del 15 al 30 de Junio. Río será sede de la Jornada Mundial de la Juventud, que culminará con una visita del Papa Francisco en un mes. El país será sede del Mundial de Fútbol el próximo año y Río será sede de las Olimpiadas en tres años. A sí que a la pregunta de si ¿la copa de Brasil será una copa que nadie quiera? la respuesta dependerá de a quién se le formule. Ya que Brasil es un país netamente futbolero, pero también es un país muy interesado en su futuro y progreso.
Como dice el lema nacional: Orden y Progreso (Ordem e Progresso).
Anuncios