Et voilá! Estoy de vuelta con la columna después de casi dos meses y medio de ausencia. He abandonado la presidencia de la Asociación Local de Ninis (gente que ni estudia ni trabaja) ya que no cumplía más con los requerimientos para el cargo, aunque no olvido estos escritos donde reflejo mi opinión sobre temas locales, nacionales y, sobretodo, internacionales (mis favoritos).

Peña Nieto y Videgaray: principales impulsores de la reforma hacendaria (foto: Agencias)

El tema que me trae devuelta es la aprobación, hace pocos días, de la Reforma Hacendaria impulsada desde el ejecutivo nacional por Enrique Peña Nieto y por su amigo del alma,Luis Videgaray, secretario de Hacienda. Esta fue aprobada la madrugada del viernes tras casi 18 horas de intensa discusión en la sede del Congreso de la Unión para después ser puesta a votación final.

La reforma obtuvo:

  • 317 votos a favor (por parte del PRI, el PRD, el Partido Verde y Nueva Alianza), contra
  • 164 votos en contra (por parte del PAN, PT y Movimiento Ciudadano), sin abstención alguna.

Pero, ¿qué fue aprobado y qué no?

fue aprobado:

  • La homologación al 16% del IVA en todo el país, eliminando el 11%en la franja fronteriza
  • El impuesto a la comida chatarra y productos causantes de problemas alimenticios como la obesidad con entre 5 y 10%
  • El impuesto de un peso por litro a los refrescos y bebidas con alto contenido de azúcares.
  • Así como la inclusión del IVA del 16% a la comida para mascotas como gatos y perros por ser considerado, según los diputados, como objeto de lujo

NO fue aprobado:

  • El IVA a las colegiaturas en escuelas privadas
  • El IVA a la renta de viviendas y en la compra de casas cuyo valorsea menor a 3.5 millones de pesos
  • El IVA a espectáculos como teatro, conciertos o eventos deportivos
La costumbre de comer grandes cantidades de comida chatarra desembocó en la actual epidemia de obesidad

Bien, hecho un resumen de lo que sí se aprobó y lo que no, he de decir que estoy de acuerdo con el IVA a la comida chatarra, pues sí afectan al cuerpo y su beneficio a la salud es nulo, además de que son altamente adictivos; aunque no creo que con esto se desaliente a la población a disminuir o eliminar su consumo, pues ocurrirá algo parecido al impuesto a los cigarros: mucha gente seguirá comprándolos.

Tal como me decían varios tenderos al entrevistarlos, ellos no creen que la gente deje de comprar’chucherías’, se seguirán vendiendo; lo único rescatable es que uno que otro ya se la pensará al comprar estos productos y, quizás, elija alimentos más saludables. Aunque auguro que en los primeros años será sólo una minoría.

De la misma manera opino del impuesto a los refrescos, disminuirán un poco sus ventas en cuanto a bebidas normales, aunque la gente se moverá a tomar las versiones ‘light’ pues estas no tendrán ese impuesto y serán más baratas; en resumen, los hábitos alimenticios de los mexicanos no cambiarán bruscamente ya que los impuestos para estos productos son muy ligeros y no crearán un fuerte cambio de conciencia.

Los refrescos han demostrado causar un gran daño a la salud

En lo que estoy en contra es en el impuesto a la comida para mascotas. Sí, hay casos en que algunas mascotas suelen ser un lujo, pero esos casos son pocos y yo los tomaría más en el caso de la gente que tiene animales exóticos como serpientes, arañas,o secretarios de hacienda. Pero en la mayoría de los casos yo no los considero un lujo.

Tener un perro o un gato en la casa no lo considero como una acción que sólo realizan las personas con mucho dinero. Muchas personas en la clase media o baja tienen este tipo de mascotas ya sea como compañía o, incluso, como medida de protección ante los altos índices de delincuencia que hay en el país; así que este impuesto afectará negativamente a todas estas personas, que como yo, amamos a los animales.

Sobre la homologación del IVA en la frontera del 11% actual al 16%, de manera que todo el país pague lo mismo, se me hace una total estupidez. Esto es lo qué más crítico de esta reforma hacendaria, pues es lo que más nos va a afectar a los que vivimos en la frontera. Como dijo un empresario fronterizo; “esto le dará el tiro de gracia a la economía de la región”, y tanto que sí. Apenas estamos saliendo de la crisis económica del 2008-2011 y nuestros índices de recuperación no son tan altos, de hecho, Tamaulipas es el estado con más desempleo en el mes de septiembre a nivel nacional:

Tamaulipas alcanzó la tasa de desempleo más alta del 2013 durante el mes de septiembre al tener un nivel de 7.71 por ciento, incluso es la más elevada desde el año pasado, de acuerdo con el reporte mensual del Inegi. Con ello la entidad se ubica por quinta vez en el año en el primer sitio de desocupación a nivel nacional. La entidad tamaulipeca llegó a 7.71 por ciento, la cifra más elevada que se ha registrado desde 2012 en todo el país, conforme a las estadísticas del Inegi. (Fuente: Milenio).

Con la aprobación de esta reforma la situación económica en toda la frontera sólo empeorará. Algunas empresas empiezan a dudar sobre si instalarse en la frontera o no, y esto quizás se reducirá, aún más, el empleo en la región; podría dar más razones pero creo que queda claro el porqué estoy en contra de la reforma hacendaria.

Pero (porque siempre hay uno)…
Me llama la atención un hecho curioso que está ocurriendo, tanto aquí, como en otras ciudades fronterizas. Se han convocado marchas y protestas contra la reforma hacendaria; hasta ahí todo bien. Pero lo interesante de esto es que no son grupos de ciudadanos de clase media-baja o pobre, como los que han protestado contra las reformas energética y educativas (hacia la primera estoy totalmente en contra y sobre la segunda, apoyo algunos puntos pero otros no), los que organizan estas protestas.

Son grupos y organizaciones con miembros de clase media-alta, y uno que otro de la alta, o lo que Karl Marx llamaría”la burguesía”. La ‘batuta’ la lleva un partido poco populista, Acción Nacional, partido considerado por algunos como ‘democristiano’ o sea, de derecha tradicionalista; y si bien, hay muchas personas que no tienen estas características apoyando las protestas con justa razón, no se dan cuenta de que los empresarios los están utilizando.

La reforma hacendaria golpearía duramente a todos los sectores de la sociedad, A TODOS. A diferencia de la energética y educativa, que a esos grupos afectaría de manera pequeña (por eso ellos no protestan), ésta afectará gravemente a sus negocios y empresas; en resumen,perderán mucho dinero.

Las protestas y la publicidad gastada para promoverlas no son porque busquen el bien del pueblo, es porque buscan evitar el golpe que les será dado. Es triste que, aunque siendo un claro opositor a esa dañina reforma, no pueda protestar contra ella, pues le estaría siguiendo el juego a esa clase que sólo ve por sus intereses y no por todo el pueblo,como debería ser. Si modifican la consiga y también se pronuncian en contra de las otras reformas, entonces tendrán mi claro apoyo, si no seré opositor desde mi trinchera.

Y eso es triste, pues esto demuestra que México se está dividiendo y que nos dirigimos hacia un país polarizado, como ya lo está otro vecino de la región (Venezuela) aunque por distintas razones.

Anuncios